AER, el dardo para lanzar tu GoPro

Las cámaras capaces de capturar imágenes y vídeo HD son la norma, pero si no quieres perderte la acción fuera, entonces necesitas una cámara deportiva GoPro.

AER, lleva tu GoPro a otro nivel

Esta cámara es una inversión, pero si además quieres hacer algunas tomas aéreas, entonces vas a tener que adquirir un drone (compatible con una cámara), como el Karma.

¿Y si te digo que puedes ahorrarte el coste del drone lanzando tu GoPro por los aires? Parece una locura, ¿verdad? Pero eso es exactamente lo que el AER hace.

AER se basa en la premisa de que no es necesario tener un dron con cámara para capturar vídeos aéreos impresionantes. Sólo tienes que colocar tu cámara deportiva GoPro en esta especie de dardo, enciende la cámara y lánzalo con todas tus ganas hacia arriba.

Lo hemos denominado dardo porque es lo que parece, y se basa en la misma premisa, lanzarlo.

El AER está compuesto de un cabezal y un cuerpo con 4 alas. Las alas están fabricadas en polipropileno expandido (EPP) y el cabezal es de polipropileno moldeado (PP).

Además de ser impermeable, esta carcasa en forma de dardo mantendrá segura tu GoPro al caerse al suelo. Las alas le permiten realizar un vuelo estable para que tus capturas de vídeo no salgan movidas.

Graba tomas espectaculares con el AER

Todo lo que tienes que hacer es introducir tu GoPro Hero3 +, 4, o 5 en el cabezal, y cerrarlo. Ya estará listo para lanzarlo. Incluso viene con su propia bolsa para llevarlo, y hay espacio en la bolsa para tu equipo GoPro también. Han pensado en todo.

Sí, las capturas están limitadas por la altura y la fuerza con la que puedes lanzarlo, por no hablar de que no tienes control sobre dónde caerá la cámara; pero los vídeos y las imágenes capturadas son espectaculares, y sino, compruébalo por ti mismo.

¿Por qué comprar el AER? Porque es una alternativa divertida y barata a un dron. Los drones necesitan experiencia de vuelo para poder controlarlos, y hay que tener mucho cuidado con ellos pues se pueden caer al suelo y romperse.

Además, hay que tener en cuenta las leyes para poder volar, no se puede hacer en cualquier sitio, y la altura también está regulada. AER, sin embargo, es más como un juguete, no se requiere carga ni calibración.

¿Cómo nació la idea? Al co-fundador Mark de Boer y a sus amigos les encantó la idea de grabar con un dron, pero no tenían presupuesto, así que decidieron diseñar una forma más barata para que la GoPro volara, y así surgió el AER.

El proyecto se ha llevado a cabo mediante Kickstarter, una empresa de crowdfunding, y ya se puede adquirir a través de su página web.

No es exactamente un GoPro Karma, pero tampoco vas a tener que pagar su precio. Actualmente el AER puede ser tuyo por 49€, y se envía a todo el mundo.