Análisis de la Polaroid Cube

polaroid cube
Review of: Polaroid Cube
Product by:
Isaac del Rio

Reviewed by:
Rating:
4
On 16 mayo, 2015
Last modified:19 octubre, 2015

Summary:

En este artículo vamos a analizar a fondo la apuesta de Polaroid para el mercado de las cámaras de acción. Cabe mencionar en esta introducción que la marca que nació en 1937 fundada por Edwin H. Land revolucionando el mercado de la fotografía cayó en banca rota hace unos años y fue comprada por una multinacional. Es por eso que hoy podemos ver el logo de Polaroid en infinidad de dispositivos electrónicos manufacturados en China con una calidad bastante cuestionable dadas las expectativas que tiene tal nombre.

En este post ponemos a prueba la calidad y el funcionamiento de Polaroid Cube, que realmente sorprende sobretodo por su capacidad de grabar con poca luz y por su diseño, que la convierte en una de las propuestas más atractivas estéticamente dentro del mercado.

Primeras impresiones

Polaroid Cube viene en los colores azul, negro y rojo. Su packaging, al igual que el dispositivo resulta especialmente atractivo y en la parte de atrás tenemos un listado de todas las características de la cámara que comentaremos a continuación.

polaroid-cube-packagine

Así luce Polaroid Cube en su original envoltorio

Si abrimos la caja, nos encontramos las instrucciones en varios idiomas, el cable micro USB y la cámara que presenta un aspecto de cubo perfecto con las esquinas redondeadas. La parte de abajo nos sorprende con un imán que nos servirá para poderla colocar en superficies metálicas. En la parte de arriba encontramos su único botón, que sirve para accionar la cámara, grabar vídeo y disparar fotos. El pequeño orificio que encontramos debajo de la lente es el micrófono y situada en la parte trasera encontramos una tapa que podemos abrir con una moneda. En este compartimento encontramos un interruptor para cambiar la calidad de grabación de video de 1080p a 720p (ambos a 30 frames por segundo), la entrada micro USB y la ranura para la tarjeta micro SD.

Su precio en Europa oscila alrededor de los 120€, pero ahora está en oferta por 89€

polaroid-cube-tarjeta-sd

Acotado diseño para la ranura de la tarjeta sd

Cómo características básicas, destacar que Polaroid Cube graba a 1080p y 720p full HD siempre a 30 frames por segundo. Presenta 6MP en fotografía y su lente tiene un angular de 124 grados lo cual nos da un gran rango de captura sin deformar en demasía la imagen. Como ya hemos comentado presenta un imán en la parte inferior, lo cual suele atraer bastante la atención de la gente pero que, como más adelante comentaremos, no tiene demasiadas utilidades. La batería aguanta una hora y media en modo grabación. Cabe destacar la calidad de registro de sonido del micrófono integrado y el hecho de que la cámara es totalmente impermeable. Con esto no decimos que sea sumergible, pero podemos utilizarla bajo la lluvia y no le pasará nada. El almacenamiento de datos es mediante una tarjeta micro SD de hasta 32GB

polaroid-cube-iman

Utilizando el imán en la base de Polaroid Cube

Usando Polaroid Cube

Para encender la cámara debemos mantener el botón superior apretado unos segundos hasta que el LED se encienda y emita un “bip”. Para disparar una fotografía apretamos el botón y observamos como el led visible se enciende mientras ejecuta la captura. Para grabar un vídeo deberemos pulsar el botón dos veces y veremos como el led rojo empieza a parpadear indicándonos que la cámara está grabando. Cuando la batería se está terminando el led parpadea de color naranja. Para apagar la cámara, deberemos volver a pulsar el botón continuamente durante unos segundos.

Una gran baja de la cámara, y que por supuesto, es uno de los motivos de su “bajo coste”, es que no lleva wifi integrado, de manera que no podremos conectarla a ningún dispositivo móvil.

Uno de los puntos que nos sorprende al utilizar la cámara es que no dispone de estabilizador de movimiento, de manera que si registramos una toma sin una steady el video puede tener algún movimiento brusco. Hay que decir que su tamaño y forma complican el hecho de poder mantenerla estable mientras la utilizamos. El micrófono integrado presenta una gran nitidez y calidez del sonido que registra.

Los vídeos que grabemos con la cámara quedarán segmentados en vídeos de un máximo de 5 minutos y en formato .MOV. 5 minutos de vídeo grabado a 1080p ocuparán un total de 304,7 megabytes. La batería dura unos 90 minutos grabando.

carcasa-impermeable-polaroid-cube

Carcasa impermeable con base de sustento

Polaroid Cube ofrece la opción de grabar en loop. Esto quiere decir que cuando hayamos llenado la tarjeta SD la cámara sobre escribirá los primeros datos que hayamos grabado. Sus 124 grados de visión que ofrece la lente hacen que la imagen no aparezca exageradamente ovalada y luzca más natural sin el efecto de ojo de pez.

Como ya hemos comentado, Cube graba a 30 frames por segundo, a 1080 hd o 720, por lo tanto no permite grabar en slow motion. No obstante, hay que decir que la cámara ofrece muy buenos resultados en contextos con poca luz, registrando tomas muy nítidas en las que no podemos ni apreciar el grano por poca luz que haya en la escena. Tanto grabando a 1080p o 720p el ratio de bits será de 8.13 fijo, lo cual es francamente bastante bajo.

En cuanto a las fotografías, Cube dice disparar 6MP, pero la verdad es que si hacemos zoom en las fotos tomadas a 1872×3328 y miramos al detalle observaremos que la calidad deja que desear, siendo incluso menor que la de cualquier smartphone de última generación.

Por último, si hablamos del uso de Polaroid Cube tenemos que hablar de la original propuesta de la empresa al haber colocado un imán en la parte inferior del dispositivo. Es cierto que puede sernos útil en según que situaciones pero no es lo suficientemente potente como para dejarla, por ejemplo en el manillar de una bicicleta ya que terminaría por los suelos. En entornos urbanos la mayoría de elementos que encontramos como barandillas, bancos, etc. son de acero, con lo cual el imán tampoco funcionará. Aún así existen infinidad de superficies de metal si que hará contacto y con las que podremos experimentar y divertirnos con nuestra Cube. Por lo tanto, diremos que el imán es un plus que nos ofrece el dispositivo si damos rienda suelta a nuestra imaginación para encontrarle todas las posibilidades (por ejemplo, puedes probar imantando tu cámara en el tejado de tu coche). Polaroid cube lleva un sensor de posicionamiento, de manera que aunque la pongamos boca abajo la cámara nos corregirá la orientación del video volteándolo.

Software

Si conectamos la cámara a nuestro ordenador con el cable micro USB nos abrirá una carpeta con los documentos y un ejecutable de software en el que podremos tocar los ajustes de la cámara. Éste funciona tanto en iOS y Windows.

software-polaroid-cube

Software Polaroid Cube en pantalla

Podremos ajustar la frecuencia de la luz dependiendo el país (50Hz o 60Hz) o decidir si queremos desactivar la marca de tiempo que aparecerá por defecto en la esquina superior izquierda de todas las grabaciones. También nos permite activar o desactivar la opción de cycle recording que es la opción de grabar en loop que hemos comentado anteriormente. Por último, desde esta aplicación podremos configurar también hora y fecha de la cámara así como el volumen del “bip” que hace el dispositivo cuando lo encendemos o la apagamos.

Conclusiones

Estamos ante una cámara que ofrece muy buena calidad de imagen, aunque no tiene pantalla, sus 124 grados de visión nos dan bastante garantía de que la escena que queramos inmortalizar no quedará fuera de plano. Su forma y el hecho de que sea 100% impermeable es un punto positivo y que nos da mucha flexibilidad a la hora de utilizarla. El único punto negativo a destacar es su falta de conectividad vía wifi.

¡Recuerda que si la buscas bien de precio puedes hacerte con ella por 89€ en esta oferta limitada!


The Author

Isaac del Río

Ingeniero informático de formación pero siempre he trabajado con temas relacionados con el diseño y el procesamiento de imagen en formatos audiovisuales. Nieve en invierno; olas en verano.